Equi Terme

Equi Terme

El Museo de las Cuevas de Equi (Fivisano, Ms), dedicado a Cesare Augusto Ambrosi, está situado en un antiguo molino de agua que se encuentra en el interior del parque geo-arqueológico homónimo. En el museo se propone un recorrido expositivo-didáctico que contiene una fiel reproducción del gigantesco oso de las cavernas (Ursus spelaeus) y del hombre de Neandertal (Homo neanderthalensis). En la famosa Tecchia di Equi, sitio arqueológico y paleontológio de renombre internacional, se encuentran los objetos originales encontrados durante las excavaciones, dispuestos en sus nuevas instalaciones musieísticas recientemente inauguradas. La Tecchia, compuesta de una gran plaza interna, llamada Riparo, y de una cueva de 30 metro de profundidad, favoreció que habitaran la zona animales típicos del clima templado y frío hoy extinguidos, como el oso de las cavernas, pero las excavaciones han sacado a la luz testimonios de presencia humana, documentada por el descubrimiento de utensilios de piedra hechos por el Hombre de Neandertal que estuvo en esta área. El hombre continuó frecuentando la Tecchia en el transcurso de los siglos, tal como lo desmuestran los diferentes restos de la Edad del Cobre (3600-2200 a.C.), la Edad del Bronce (2200-900 a.C.) y la Edad Media (siglos S. XII-XV).
El parque geo-arqueológico de las cuevas Equi Terme, censado como Geositio del Parque Regional de los Alpes Apuanos (Geoparque UNESCO), además de su oferta museística y paleontológica, permite articular un paseo en la naturaleza visitando el Complejo Kárstico de las Cuevas y sus recorridos geológicos y naturales.
Las Cuevas de Equi, contituyen un complejo kárstico hipogeo, formado por la erosión del agua durante milenios, que ha ido formando cavidades, túneles, stalagtitas, estalagmitas y largos subterráneos de gran belleza. El recorrido acondicionado para la vista comienza en una zona de restos fósiles conocida como “la Buca” (el Agujero) ya descubierta en el 700 y continúa por unas cavidades fascinantes todavía funcionales llamadas “le Grotte” (las Grutas).
En el interior de las cuevas, se desatan también geo-sendas de la naturaleza donde se pueden admirar florecimientos botánicos y geológicos, tales como las formaciones kársticas de la Buca y de la Barrila; también encontramos hoyas naturales, especiales formaciones creadas por la erosión del agua combinada con la mecánica de las rocas.
El complejo está finalmente equipado con dos espacios destinados para talleres educativos, donde poder hacer actividades prácticas de paleontología y arqueología.
Para más información y reservas: www.grottediequi.it, segreteria@lunigianasostenibile.it, 3385814482